Terapia con técnicas energéticas y vibracionales

La armonía entre todas estas dimensiones que nos configuran, hace posible la consecución de equilibrio, relajación y bienestar.

Los seres humanos somos una unidad en la que lo cognitivo, lo emocional, lo físico, lo energético y lo esencial o espiritual no se viven de una forma independiente. La armonía entre todas estas dimensiones que nos configuran, hace posible la consecución de equilibrio, relajación y bienestar.

Actúan reactivando la comunicación de los canales energéticos en el cuerpo físico y restaurando el flujo electromagnético entre las células, lo que revierte en un mayor bienestar a todos los niveles y proporciona la base para la integración armoniosa.

Las presiones de la vida diaria, los hábitos de vida, pensamientos y emociones perturba-dores, entre otras causas, pueden producir la pérdida de ese equilibrio, por acumulación, déficit o bloqueos en diferentes puntos del sistema energético, interfiriendo en la adecuada circulación del flujo energético vital y dando paso posteriormente a diversos tras-tornos y dolencias.

Están inspiradas en la sabiduría milenaria de diferentes tradiciones, corrientes filosóficas y espirituales. Las terapias energéticas se basan en la aplicación de la energía y vibración con el objetivo de restaurar el equilibrio y la armonía física, mental, emocional y espiritual de la persona y no sustituye ningún tratamiento médico o psicológico sino que es complementario.

Los distintos sistemas físicos, energéticos, emocionales, familiares, se desequilibran por sí mismos y también por los otros sistemas que les influyen. Cada parte es un reflejo exacto de la totalidad y si no lo abordamos desde una vista holística, se nos pueden escapar detalles fundamentales para recuperar el equilibrio. A través de estas técnicas, el Ser en su totalidad recupera la sabiduría ancestral y la auto-conciencia para poder balancear los desajustes producidos desde la infancia y restaurar el flujo energético vital.